Saltar al contenido

Agrícola-ganadero Invernaderos

El gas de Repsol en invernaderos

Rendimiento y calidad en tu invernadero

La calefacción de naves es uno de los principales usos que se le da al Gas de Repsol. Se puede realizar a través de generadores de aire caliente o aerotermos, o calentando agua por medio de una caldera. Con este sistema lo que se persigue como objetivo es mejorar el rendimiento, la precocidad y la calidad del cultivo. Así conseguirás un aumento en la producción y un adelanto en su recogida, de 2-3 semanas de la producción invernal, incrementado el valor del producto en el mercado, a la vez que evitarás los defectos que provocan las bajas temperaturas.

El Gas de Repsol y sus beneficios

El Gas de Repsol asegura una perfecta localización del calor en la zona deseada del invernadero, así como el mantenimiento de la humedad y de las temperaturas adecuadas a cada cultivo, gracias a su perfecta y sencilla regulación. Esta energía es perfectamente aplicable a cualquier tipo de cultivo (semilleros, flor cortada, planta ornamental y productos hortofrutícolas), porque resuelve todas las necesidades  energéticas de su explotación.
 
Los principales sistemas empleados con el Gas de Repsol en invernaderos son los siguientes:
 
  • Calefacción por tubos de agua caliente: El agua es calentada en una caldera y conducida por medio de tubos, metálicos o de plástico, a través de la instalación.
  • Generadores de aire caliente: Constituidos por un quemador de combustible y un electroventilador que impulsa el aire a todo el recinto.
 La emisión de gases de combustión al interior del invernadero, nunca llega a alcanzar altos niveles de CO2 y NOx. Por otra parte, existe un conducto que permite recuperar el CO2 de los humos de la caldera y utilizarlo para alimentación de las propias plantas del invernadero. Este hecho incide de manera positiva en el crecimiento de las mismas y su calidad, además de aumentar su resistencia a las variaciones climáticas.
 
Utilizando cualquiera de estas soluciones, las ventajas que ofrece el uso de nuestro gas son las siguientes:
 
  • No presenta problemas de ensuciamiento, al mismo tiempo que no produce toxicidad añadida que afecte a las plantas.
  • Los quemadores a gas son mucho más eficientes que los que funcionan con otras energías como el gasóleo aumentando el rendimiento de la explotación.  
  • No existe la posibilidad de hurto del producto para su uso como combustible.

Instalación del gas

Instalación del gas
La instalación del Gas de Repsol es independiente al sistema que hayas decidido usar. Repsol puede llegar a aportar la totalidad de la misma, en función del consumo y del tipo de contrato de suministro firmado. Esta está compuesta por un centro de almacenamiento y una red de distribución exterior (desde el centro de almacenamiento hasta la llave de corte situada en el exterior de la nave) e interior (desde la llave de corte hasta la conexión de aparatos).

Contacta con nosotros

Si eres cliente del Gas de Repsol, date de alta en nuestra Área de Clientes y disfruta de sus ventajas.

Queremos escucharte y ofrecerte la información más completa sobre nuestros productos y servicios.

Síguenos en Facebook, Twitter, Instagram, Linkedin o llama al teléfono 901 100 125

Estaciones de servicio

Repsol pone a tu disposición más de 370 estaciones de servicio. Seguro que hay una estación de Repsol cerca de ti.

El gas propano para el sector agrícola

Encuentra al aliado perfecto para tu negocio. Infómate sobre las soluciones que te ofrecemos para que cuentes en tus instalaciones con un sistema eficiente que satisface tus necesidades.