Saltar al contenido
Una famila bajo una manta leen consejos sobre ahorrar energía
  • Te ofrecemos unos tips para ahorrar en la luz o la calefacción de tu hogar, tanto a la hora de usar tu energía como de contratarla

    Siempre viene bien encontrar formas de ahorrar electricidad y gas, y por eso te damos unas recomendaciones para que el coste de tu factura de energía sea lo más bajo posible sin tener que renunciar al bienestar de tu hogar.
  • Reducir tu gasto en electricidad depende de cómo la usas y cómo la contratas

    Bombilla iluminada
  • ¿Sabías que conociendo la potencia de tus dispositivos puedes calcular tu consumo de energía?

    Cuando hablamos de la factura de la luz en realidad estamos hablando del coste de alimentar las decenas de aparatos eléctricos que tenemos en casa, los estemos utilizando o no. Y aquí tienes una primera clave: contrata solo lo que vas a usar y usa solo lo que necesitas. 

    ¿Cómo calcularlo? Te lo explicamos: la luz se cobra por kWh (kilovatios hora), que es la potencia que consumes en 60 minutos. Por ejemplo, una bombilla de 40W encendida durante una hora consume 0,04 kWh (40 Wh), mientras que un ordenador tarda 2 horas y media en consumir la misma energía.

  • Estos 10 consejos te ayudarán a ahorrar energía en casa

Casa y gráfico de las etiquetas de eficiencia energética

1. Cambiar tus electrodomésticos puede suponer un ahorro a la larga

Los aparatos eléctricos más avanzados tienen un consumo más eficiente de energía, lo que supone más ahorro para ti y menos impacto para el medioambiente, entre otras ventajas. Por eso, elegir electrodomésticos con etiqueta energética A puede ser una buena idea, y no solo para reducir tu factura de la luz.
Detalle de una mano quitando un enchufe

2. Evita el consumo silencioso de energía eléctrica

Un gesto tan sencillo como desenchufar los dispositivos eléctricos que no estamos utilizando o desconectar completamente los que tienen encendida esa pequeña luz roja puede proporcionarnos hasta un 10% de ahorro en nuestra factura mensual.
Manos cambiando bombillas

3. Cambia las bombillas de tu casa

Una bombilla de 6W durante una hora consume 0,006 kWh (6 Wh). Pues bien, una lámpara LED de 6W ilumina igual y solo consume 114 vatios a la hora. Eso multiplicado por las horas que tenemos las luces encendidas, puede implicar un ahorro significativo al final del año.
Detalle contador de luz

4. Asegúrate de tener contratada la potencia y la tarifa que necesitas

Una vivienda de 80 metros cuadrados con 2 o 3 habitantes suele tener suficiente con una potencia contratada de 4.60kW. Además, si tienes aparatos con acumuladores o si sueles estar en casa por la noche, puede que te interese una tarifa de discriminación horaria.
Una mujer sonriente manipula un termostato inteligente

5. Utiliza un termostato inteligente o una app de consumo energético

Puedes ajustar tu calefacción eléctrica o tu aire acondicionado a tus horarios con un termostato inteligente. También te ayudará a ahorrar electricidad contar con una app que te permita controlar tu consumo. Por ejemplo, la app de Repsol te permite saber lo que gastas en luz y gas directamente en euros.
Detalle mano regulando calefacción

6. Mantén la temperatura que realmente necesitas

Lo recomendable es mantener tu hogar entre 19º y 21º en invierno y entre 24º y 26º en verano. Con la ropa y la ventilación adecuada puedes evitar ese grado de más o de menos que puede significar un incremento importante en tu factura.
Detalle mano regulando caldera

7. Ten al día el mantenimiento de tu caldera

Una costumbre que no solo te permitirá evitar el consumo excesivo de gas producido por una mala combustión, sino que también te ahorrará averías y posibles accidentes.
Detalle de un radiador

8. Evita cubrir los radiadores

Los cubre-radiadores o cualquier otro elemento que obstaculice la salida de calor (muebles o ropa secándose), hacen que la casa no alcance la temperatura deseada, por lo que subirás la potencia y de paso, la factura. Además, es importante mantenerlos limpios y purgarlos bien después de un tiempo sin usarlos.
Detalle de termostato en radiador

9. Usa un termostato programable

Igual que ocurre con el aire acondicionado, un termostato que te ayude a programar la calefacción por zonas y franjas horarias te permitirá estar a gusto en casa sin gastar en gas más de lo necesario.
Consultando facturas junto a portátil

10. Asegúrate de que tienes la mejor tarifa que puedes tener

Cada hogar es único, por ello, las tarifas de la luz deben ajustarse a las diferentes situaciones particulares. En Repsol te ayudamos a encontrar la mejor tarifa por la energía de tu casa. Entra aquí y te ayudamos a calcular una oferta personalizada.
  • ¿Sabías que puedes ahorrar gasolina con tu factura de luz y gas?

    Repsol es una compañía multienergética, y eso nos permite ofrecer descuentos en carburante con nuestras tarifas de electricidad o gas. Solo por contratarlas, puedes conseguir un saldo de hasta 150€ en Waylet en nuestras estaciones de servicio.
    Detalle de un hombre consultando un móvil