Saltar al contenido

Estaciones de servicio

Accesibilidad

Accesibilidad en nuestras estaciones de servicio

Un hombre en silla de ruedas entra en una estación de servicio Repsol

Estamos comprometidos con las personas con capacidades diferentes y trabajamos para que el acceso a nuestras estaciones de servicio sea cada vez más fácil.

Contamos con más de 500 estaciones de servicio con elementos adaptados y nuestro compromiso es aumentar este número eliminando barreras. Pero... ¿cómo son las estaciones de servicio Repsol?

  • Cuentan con plazas de parking reservadas, surtidores con llamada asistida y zonas de circulación sin obstáculos.
  • En el edificio auxiliar, el acceso a la tienda está adaptado a la normativa de accesibilidad vigente. La distribución del mobiliario está diseñada para evitar espacios estrechos, las puertas tienen manillas para facilitar la apertura y las puertas de paso de la tienda tienen un visor más bajo que permite la visibilidad a todos nuestros usuarios.
  • También hemos incorporado mejoras en los aseos, tanto en su acceso como en su equipamiento. Se ha prestado especial atención al inodoro, espejo, mecanismos eléctricos, puertas y grifería para facilitar su uso.

Ejemplos de este compromiso son nuestras estaciones de servicio de Móstoles, Alberto Aguilera y Venturada - en la Comunidad de Madrid- y Eco Zaragoza -en Aragón-, que cuentan con el certificado de sistema de gestión de accesibilidad global UNE 170.001-2.

¿Qué elementos hemos adaptado para mejorar la accesibilidad?

Vados en todas las aceras, diferenciándose en color y textura. Los bordes de las aceras no tienen excesiva curvatura. La pendiente es la mínima imprescindible y sin un escalón inicial.
Llamada asistida para, con sólo pulsar un botón, localizar al personal de la estación de servicio para solicitar su ayuda a la hora de repostar o usar los lavados.
Ancho de acera del perímetro del edificio de 1,20 metros y esquinas preparadas para no obstaculizar el giro.
Plaza de aparcamiento reservada para personas con movilidad reducida, junto al edificio auxiliar y con la señal pertinente.
Señales viarias ubicadas a 2,10 m de altura, evitando que representen un obstáculo.
Recorrido peatonal para unir la acera del edificio con la zona de aparcamiento.