Saltar al contenido

AutoGas

Preguntas frecuentes sobre el AutoGas

Vista detalle de una manguera de combustible AutoGas

El Autogas o GLP de automoción es el combustible alternativo más usado del mundo utilizado ya por más de 23 millones de vehículos por el ahorro y sus beneficios medioambientales.

Pero, ¿Qué es exactamente? ¿Qué beneficios tiene? ¿Existen gasolineras GLP? ¿Cómo hay que repostar? A continuación, respondemos a algunas de las preguntas más habituales sobre el AutoGas para que puedas conocer más al detalle las ventajas y particularidades de este carburante.

Preguntas frecuentes

  • El combustible AutoGas está integrado dentro de las estaciones de servicio de Repsol junto al resto de carburantes, repostando de forma sencilla a través de una manguera más.

    El repostaje de un vehículo de AutoGas es prácticamente igual al de un coche de gasolina o diesel. Lo único que cambia es la manguera y la boca de carga. En cuanto al tiempo de repostaje, es prácticamente similar. Además, gracias a la amplia red de gasolineras GLP de Repsol el usuario no tiene que hacer ningún esfuerzo especial o cambiar sus hábitos de transito para poder repostar.

  • La autonomía de los vehículos de GLP dependerá directamente del tamaño que tenga el depósito instalado y de la propia motorización del vehículo. Cuando son de 100CV y el depósito de gas es de 74 litros, se obtiene una autonomía en ciclos mixtos (en combinación con la gasolina) entre 500 y 600Km. Además, al poder combinarlo con el depósito de gasolina, un vehículo AutoGas podría realizar alrededor de 1.200Km sin parar a repostar en una gasolinera GLP.
  • Diferentes clubes automovilísticos europeos han concluido que los vehículos que funcionan con AutoGas tienen un alto nivel de seguridad en caso de choque o incluso incendio. Se ha demostrado que el uso de GLP no implica ningún riesgo para los pasajeros del vehículo ni para los posibles rescatadores del mismo en caso de accidente.
  • Los principales fabricantes de automoción en todo el mundo ya comercializan diferentes modelos de AutoGas. Desde turismos hasta vehículos comerciales. Una diversa gama de modelos con las mismas prestaciones que los vehículos que se mueven con carburantes tradicionales. Otra opción son los talleres instaladores ajenos a las marcas que realizan el proceso de transformación del vehículo.

    Amplía tu información de cómo hacerte con un coche de GLP haciendo click aquí.

  • Hay diversidad de precios en función de vehículo que decidas comprarte y la marca que elijas pero, como norma general, los coches de AutoGas tienen un precio muy similar al de su homólogo en versión diésel. La ventaja de optar por un automóvil GLP es que existen numerosas subvenciones y ayudas de gobiernos para poder adquirirlos.
  • Cuando el vehículo haya consumido el GLP del depósito, una señal acústica saltará para avisar al conducto del nivel de gas. Desde ese momento, el vehículo ya estará funcionando con gasolina de manera automática y sin que sea percibido por la persona que conduce. El conductor solo tendrá que pulsar en el botón central de dicho indicador para detener la señal acústica y para a repostar en la gasolinera GLP más ceracana.
  • El depósito de gas suele ir ubicado en el hueco de la rueda de repuesto por lo que en los casos en los que haya pinchazo, el conductor puede hacer uso del kit de antipinchazos que entrega el fabricante en el coche y con el que se cumple la normativa vigente y solucionando así el problema de manera momentánea.
  • En los vehículos de GLP la mezcla aire-combustible es más homogénea, controlada y bien distribuida en los cilindros, facilitando una combustión más limpia y completa. Respecto al aceite lubricante para este tipo de motores, no existe posibilidad de dilución por combustible, por tanto la degradación del aceite en este sentido es menor. Sin embargo, se alcanzan mayores temperaturas de combustión lo que incrementa los fenómenos relacionados con la oxidación y nitración del aceite.

    En Repsol disponemos de una gama de lubricantes especialmente desarrollada para vehículos que funcionen con AutoGas. Disponible en viscosidades 5W-30, 5W-40 y 20W-50. Desarrollada para proporcionar una mejor lubricación y una mayor resistencia a la oxidación, prolongando así la vida útil del motor.


    AUTOGAS 5W-30 y 5W-40

    Aceite sintético especialmente recomendado para motores de vehículos bifuel autogas (GLP) – gasolina, desarrollado para proporcionar una mejor lubricidad y una mayor resistencia a la oxidación, prolongando así la vida útil del motor.

    Cualidades:

    • Excelente protección a alta temperatura, que lo hace un lubricante especialmente indicado para aquellos motores que tienen la posibilidad de utilizar GLP como combustible.
    • Elevada resistencia a la oxidación, y como consecuencia, contribuye a una escasa formación de depósitos y lodos, manteniendo la limpieza del motor.
    • Los resultados obtenidos en los ensayos de desgaste más exigentes se encuentran muy lejos de los límites establecidos por la mayoría de fabricantes de motores, asegurando una mayor durabilidad del motor.
    • Bajo consumo de lubricante ya que está formulado con bases sintéticas de muy alta calidad.

    AUTOGAS 20W-50

    Lubricante semisintético especialmente recomendado para motores de gasolina y gas válido para GNC/GNV/GLP. Ha sido desarrollado para proporcionar una mejor lubricidad y una mayor resistencia a la oxidación, prolongando así la vida útil del motor.

    Cualidades:

    • Excelente protección a alta temperatura, que lo hace un lubricante especialmente indicado para aquellos motores que tienen la posibilidad de utilizar GNC/GNV/GLP como combustible
    • Elevada resistencia a la oxidación, y como consecuencia, contribuye a una escasa formación de depósitos y lodos, manteniendo la limpieza del motor
    • Su elevada viscosidad ayuda a sellar y a reducir las fugas, minimizando así el consumo de aceite y manteniendo la presión adecuada a cualquier temperatura y en todas las condiciones de trabajo.
    • Gracias a los aditivos antidesgaste que incorpora, refuerza la protección de las partes más sensibles del motor.
  • En la península no existe en la actualidad ninguna restricción o normativa al aparcamiento de este tipo de vehículos en parkings subterráneos.