Saltar al contenido
Empleado repostando GLP en una estación de servicio Repsol

El GLP o Gas Licuado de Petróleo se caracterizan por ser gases en su estado natural, pero que pasan a estado líquido al ser sometidos a bajas temperaturas y bajas presiones. Esta característica facilita su manipulación en las refinerías, en su almacenamiento, transporte, y de cara al consumo por parte del usuario final.

  • Usos del GLP para el transporte

Surtidor de GLP de Repsol

Se puede utilizar este carburante en una gran variedad de medios de transporte, aplicando siempre la tecnología más óptima en función de tipo de aplicación. 

El GLP se puede utilizar para alimentar los motores de vehículos ligeros y comerciales utilizando tecnología bi-fuel (gasolina y autogás) o tecnología dual-fuel (diésel y autogás), este combustible está indicado para vehículos pesados y furgonetas, y no para turismos.

Ventajas del autogás y los coches GLP

La pureza con la que se presenta el GLP y su capacidad para aplicarle una llama directa a ciertos procesos industriales lo convierten en la solución ideal de un gran abanico de necesidades.
  • Ilustración de bombonas. Un combustible limpio.

    Un combustible limpio

    Al usarlo se quema completamente, por lo que es muy eficiente y limpio.
  • Ilustración de la bola del mundo. Respetuoso con el entorno.

    Respetuoso con el entorno

    Las emisiones de partículas son casi nulas y reduce hasta un 50% los niveles de ruido.
  • Ilustración de una batería. Mayor autonomía.

    Mayor autonomía del vehículo

    Un vehículo bi-fuel, al estar equipado con dos depósitos, puede duplicar su autonomía (hasta 1.200 km).
  • Ilustración de un surtidor. Amplia red de suministro

    Amplia red de suministro

    Contamos con casi 700 gasolineras GLP en España, y los puntos de repostaje siguen aumentando.
  • ¿Cómo se obtiene el GLP?

Operarios de Repsol trabajando de espaldas en una refinería. Cómo se obtiene el GLP.

El Gas Licuado de Petróleo puede obtenerse por dos vías: 

  • El 60% se obtiene por separación de las fracciones de propano y butano en los yacimientos de gas natural (Upstream) 
  • El 40% restante proviene de la destilación del petróleo crudo en las refinerías (Downstream). 

Pese a su denominación de gases licuados del petróleo, actualmente a nivel mundial, éstos tienen su principal fuente de origen en el gas natural (aunque el porcentaje varía según la región). La forma de licuarlo, es decir, de convertirlo de estado gaseoso a líquido, es sometiéndolo a una presión moderada de entre 3 y 10 bar.

  • Historia del GLP

Detalle de una probeta en el laboratorio manipulando combustible. Historia del GLP.

El GLP se empezó a utilizar como combustible a principios del siglo XX. Se comprobó que la gasolina sin refinar se evaporaba muy fácilmente cuando estaba almacenada. 

Una investigación del químico estadounidense Walter Snelling, en el año 1911, demostró que la causa de dicha evaporación era la presencia de propano y butano en el combustible. Esto le llevó a desarrollar un sistema que permitía separar estos gases de la gasolina y licuarlos al aplicarles cierta presión. Así surgió lo que hoy conocemos como el GLP o Gas Licuado de Petróleo. 

Su comercialización se extendió en los años 30, y a finales de esta década ya competían varias compañías en el mercado. Sin embargo, no fue hasta los 40 y 60 cuando despegó su uso generalizado. El sector se fue expandiendo, se construyeron nuevas refinerías y el gasóleo desbancó al carbón como combustible comercial. 

La llegada de la crisis del petróleo de 1973 marcó un punto de inflexión. La comercialización internacional del GLP hizo ver a los principales países productores de petróleo el gran potencial económico que tenía este combustible, por lo que la capacidad exportadora de Oriente Medio se multiplicó y se empezaron a construir numerosas plantas de recuperación de líquidos. 

Pero los años 80 fueron los de máxima exportación del GLP en todo el mundo. No fue hasta esta década cuando se empieza a extender en España las soluciones GLP para automoción, principalmente en vehículos de servicio público, como taxis y autobuses.

Más preguntas frecuentes

  • En la actualidad, se puede adaptar cualquier vehículo con motor de gasolina de inyección directa que esté matriculado a partir de 2001, es decir, de Euro-3 en adelante.
  • Para la instalación del sistema se requiere de un KIT bi-fuel homologado que se instala en el vehículo gasolina sin la necesidad de modificar o realizar ninguna operación directamente en el motor. Es decir, en la conversión de un coche a GLP el motor no sufre ningún tipo de manipulación ni modificación.
  • Sí, al no emitir prácticamente residuos al ambiente tienen las siguientes bonificaciones: 

    • Posibilidad de circular por el BUS VAO (en Madrid cuando lo indique la señalización, en Cataluña en algunos carriles específicos). 
    • Acceso al interior de la ciudad en días con restricciones de tráfico por contaminación. 
    • Ahorros del 50% en el aparcamiento en las zonas de estacionamiento regulado (SER) en Madrid. 
    • Descuentos en peajes de hasta el 30%. 
    • Bonificación de hasta el 75% en el impuesto de matriculación de Madrid y Barcelona durante 6 años.

Encuentra tu gasolinera GLP más cercana

Otras utilidades del GLP

Además de como combustible para el transporte, el GLP tiene distintas utilidades, tanto en el hogar como en procesos industriales.