Saltar al contenido

Estaciones de servicio

Seguridad

La seguridad es una prioridad para nosotros

Dispensador gasolina en estación de servicio Repsol.

En Repsol ponemos todos los medios a nuestro alcance para evitar incidentes.

¿Qué medidas de seguridad aplicamos?

  • Nuestras estaciones de servicio están diseñadas para conseguir un alto nivel de seguridad en cada detalle, en línea con la Política de Salud, Seguridad y Medio Ambiente corporativa (PDF 29,5KB).
  • Estudiamos detenidamente todas y cada una de nuestras actuaciones para cuidar a nuestros clientes, a los profesionales que les atienden y al entorno en que operamos.
  • La prevención es el primer pilar de la seguridad, por eso, las estaciones de servicio que gestionamos cuentan con un Plan de Emergencia, una Evaluación de Riesgos de los puestos de trabajo y se someten a un Plan Anual de Auditorías. La aplicación de todas estas medidas preventivas tiene como resultado una mejora notable en los indicadores de seguridad.
  • La formación es otro de los pilares que garantizan la seguridad de nuestras estaciones de servicios. Por esta razón, los empleados de nuestras gasolineras reciben formación específica en defensa contra incendios y sobre manipulación de productos, tanto de tienda como de carburantes.

Consejos para un repostaje seguro

Tu seguridad es lo primero, por eso queremos recordarte algunas recomendaciones para cuando realices un repostaje.
Al llegar a la estación de servicio, reduce la velocidad para evitar posibles atropellos en la pista.
Mantén una distancia adecuada del surtidor, apaga el motor y desconecta todas las luces y la radio para evitar que se produzca una chispa.
No olvides poner el freno de mano y cerrar la puerta para descargarte de electricidad estática.
Recuerda que está completamente prohibido fumar en las estaciones de servicio y también encender cerillas o mecheros.
Por tu seguridad y la de los demás, está prohibido el uso del teléfono móvil durante el repostaje.
Procura no dejar caer el combustible sobre tu coche o al suelo y, si accidentalmente lo viertes, avisa a un empleado y sigue sus instrucciones.
Durante el repostaje, ningún ocupante debe entrar o salir del vehículo hasta completar la carga. No llenes completamente el depósito para evitar derrames.
Al terminar de repostar, coloca bien el boquerel y cierra con cuidado el tapón del depósito. Tras abonar el combustible, conduce con precaución hasta que te incorpores a la carretera.

Llenado de bidones de combustible

Si deseas llenar bidones con combustible en nuestras estaciones de servicio, te hacemos algunas recomendaciones útiles e importantes:

  • Utiliza recipientes homologados y etiquetados.
  • Coloca el recipiente en el suelo y efectúa la operación desde esa posición.
  • No introduzcas completamente el boquerel en la boca de llenado del recipiente y no llenes nunca el recipiente hasta el borde, ya que es necesario dejar un espacio libre para la expansión del producto y los vapores.

Garantía de seguridad en el uso de surtidores

Los surtidores de nuestras estaciones de servicio garantizan la seguridad del repostaje con dispositivos especiales:

  • Aspiración de los vapores del combustible.
  • Mecanismo de detección de llenado del depósito.
  • Válvula de seguridad contra golpes que puedan provocar pérdidas de carburante.
  • Revisiones periódicas para prevenir accidentes y uso de arena bajo los surtidores para que actúe como aislante.
  • Surtidores especiales para camiones, con mangueras más largas y situadas a mayor altura.