Inicio de sesión
Contáctanos
Contáctanos para nuevas contrataciones
o
Te llamamos
El número de teléfono es obligatorio Tiene que introducir un número de teléfono correcto
Acepto la política de protección de datos.
Es necesario que aceptes la política de protección de datos
¿Es posible convertir un coche a GLP?

¿Es posible convertir un coche a GLP? 

Hoy en día, son muchas las personas que buscan opciones más ecológicas y económicas para sus coches. Si te has preguntado cuál es el precio de convertir diésel a GLP, has llegado al lugar indicado. Además, conocerás otras alternativas y pasos a seguir si decides adaptar tu coche.

Los cambios en la movilidad son constantes, pero ¿es posible y beneficioso convertir un coche diésel a gas

¿Puedo convertir mi coche a GLP? 

 

El gas licuado del petróleo es una mezcla de propano y butano que se presenta como una opción más limpia comparada con los combustibles tradicionales. Para obtener más detalles sobre este combustible, en este artículo te explicamos qué es y para qué sirve el GLP

Ya sea que desees convertir gasolina a GLP o estés interesado en adaptar un coche diésel a gas, existe la tecnología y el know-how necesarios para realizar esta transformación. Además, esta opción no solo es factible, sino que también es rentable a largo plazo debido al menor precio del GLP en comparación con otros combustibles. 

No obstante, aunque la conversión es posible, hay consideraciones importantes a tener en cuenta, como el tipo de vehículo, la antigüedad y otros factores que discutiremos a continuación. Por lo tanto, es esencial informarse bien antes de tomar una decisión. 

¿Qué coches pueden adaptarse a GLP? 

 

No todos los coches pueden convertirse. Aunque muchos vehículos, tanto diésel como gasolina, pueden ser adaptados, hay ciertas características que los hacen más aptos: 

  • Tipo de motor: Los vehículos con motores de inyección secuencial tienen más facilidad para adaptarse. Estos sistemas modernos permiten un control preciso del combustible, lo que facilita la transición entre ambos combustibles. 
  • Antigüedad del coche: Los vehículos más nuevos tienen una mayor probabilidad de adaptación sin complicaciones. Algunos modelos antiguos también permiten el cambio, pero requieren una revisión exhaustiva para garantizar su viabilidad. 
  • Tamaño del motor: Los coches con motores de mayor cilindrada suelen ser más fáciles de adaptar al GLP que aquellos con motores pequeños. 
  • Marca y modelo: Algunas marcas y modelos ya cuentan con versiones GLP de fábrica, lo que facilita su adaptación. En cualquier caso, es aconsejable consultar con expertos y mecánicos especializados antes de decidir convertir gasolina a GLP o adaptar un diésel. 

Sin duda, repostar autogas no solo representa una opción más sostenible, sino también económica.

Sigue estos pasos para convertir tu coche a GLP 

 

La conversión de un vehículo es un proceso que, aunque complejo, conlleva un ahorro significativo y un menor impacto ambiental. Si te decides a dar este paso, a continuación, te explicamos de forma sencilla cómo hacerlo. 

1. Investigación y asesoramiento 

Antes de tomar cualquier decisión, contacta con profesionales especializados en la adaptación de vehículos. Ellos te ofrecerán información detallada sobre la viabilidad de tu coche y la inversión necesaria. 

2. Elección del kit de conversión adecuado 

Existen diferentes tipos de kits, y su elección dependerá de las características de tu coche. Consulta cuál es el mejor para tu vehículo. 

3. Instalación por un profesional certificado 

Aunque pueda parecer tentador hacerlo tú mismo, es mejor que la instalación sea realizada por un profesional certificado. Esto garantiza tanto la seguridad como la eficiencia del sistema. 

4. Realizar pruebas 

Una vez instalado el kit, el taller deberá efectuar diversas pruebas para garantizar que el sistema funciona correctamente y que el cambio entre gasolina y GLP se lleva a cabo sin problemas. 

5. Homologación 

Tras la conversión, necesitarás obtener una homologación que certifique que tu coche cumple con las normativas vigentes tras la adaptación. El taller te asistirá en este proceso. 

6. Modificación del permiso de circulación 

Con la homologación en mano, debes dirigirte a la entidad correspondiente para modificar el permiso de circulación de tu vehículo. 

7. Mantenimiento periódico 

Por último, como con cualquier sistema, es esencial realizar un mantenimiento periódico. Aunque el gas es menos corrosivo que otros combustibles, se debe revisar el sistema al menos una vez al año para asegurar su correcto funcionamiento. 

¿Merece la pena realmente? Esto es lo que tardas en recuperar tu inversión 

 

Adaptar un coche a GLP supone una inversión inicial, lo que lleva a muchos a preguntarse si realmente vale la pena. Para responder a esta inquietud, es crucial entender el ahorro a largo plazo: 

  • Beneficios fiscales y descuentos: Es habitual que estos vehículos disfruten de beneficios fiscales, descuentos en peajes o estacionamientos e incluso acceso a zonas restringidas. Estos incentivos pueden compensar rápidamente la inversión inicial. 
  • Durabilidad del motor: Este combustible es menos corrosivo y genera menos residuos, lo que aumenta la vida útil del motor y reduce los gastos en mantenimiento. 

Tomando en cuenta estos factores, muchos usuarios recuperan su inversión en un período de 1 a 2 años, dependiendo del uso del vehículo y los precios del combustible. 

eess

Campaña Transformaciones

Llévate un cheque carburante de 200 € por transformar tu vehículo de gasolina a AutoGas. Consulta las bases legales de esta promoción.

¿Puedo instalar yo mismo un kit de conversión a GLP? 

 

Si bien es cierto que hay kits de conversión disponibles en el mercado, la instalación de estos sistemas no es una tarea sencilla. En este sentido, hay varios motivos para dejar esta labor en manos de profesionales: 

  • Seguridad: Un sistema mal instalado representa riesgos de fugas o incluso explosiones. Los talleres certificados cuentan con herramientas y conocimientos específicos para garantizar una instalación segura. 
  • Eficiencia: Un profesional sabe cómo calibrar y ajustar el sistema para obtener la máxima eficiencia. 
  • Garantía y homologación: Las adaptaciones realizadas por profesionales ofrecen las máximas garantías. Además, estos talleres te ayudarán con el proceso de homologación, esencial para circular legalmente. 

Por lo tanto, aunque técnicamente es posible instalar un kit por ti mismo, lo más recomendable es confiar en expertos para garantizar seguridad y eficiencia. 

La adaptación de un vehículo es una decisión que va más allá del precio de convertir un diésel a GLP. Se trata de una inversión en sostenibilidad, ahorro de combustible y, en muchos casos, mayor movilidad urbana. ¿Listo para dar el paso hacia un futuro más ecológico y económico? ¡Emprende tu camino hacia una movilidad más sostenible!