Contáctanos
Contáctanos para nuevas contrataciones
o
Te llamamos
El número de teléfono es obligatorio Tiene que introducir un número de teléfono correcto
Acepto la política de protección de datos.
Carrito
Carrito vacío
Tu carrito está vacío ¡Descubre todos los productos de nuestra nueva tienda online!
ahorrar calefaccion

Cómo ahorrar en calefacción y reducir tus facturas 

Ahora que estamos usando calefacción, es importante saber cómo ahorrar y hacer un buen uso de ella para reducir tus facturas. En este artículo te explicaremos cómo usar la calefacción de una manera eficiente y sin renunciar al calor del hogar. 

4 trucos esenciales que debes saber 

 

Antes de nada, es importante tener en cuenta que tener una tarifa de luz y gas que se ajuste a tus hábitos de consumo es fundamental para ahorrar en tus facturas. Una vez tengas una buena tarifa, estos trucos te ayudarán a ser más eficiente con el consumo. 

Reducir la humedad ambienta

 

Una humedad relativa más baja en el ambiente puede aumentar tu sensación térmica. Hay muchas formas de llevarlo a cabo. Lo más sencillo es ventilar tu vivienda a diario, ya que al respirar estarás generando una pequeña cantidad de vapor de agua. Eso sí, lo más recomendable es que lo hagas durante las horas centrales del día. Así, la temperatura exterior será más alta y tu casa no perderá calor. Si no consigues reducir la humedad puedes optar por un deshumidificador. 

Cierra las habitaciones que no estés usando 

 

Algo tan sencillo como cerrar una puerta te hará ahorrar dinero mes a mes en tus factura de luz y gas. Cada metro cúbico de aire que calientas tiene un coste, puesto que tardarás más tiempo en obtener la temperatura que deseas. Por ello, resulta muy importante no calentar estancias vacías. Del mismo modo, si en alguna de ellas tienes un radiador, lo mejor es que lo tengas cerrado. De esta forma el circuito no calentará esa habitación. 

Busca suelos confortables 

 

La cerámica es muy habitual. Sin embargo, no es la mejor opción para conservar la temperatura de tu hogar. Hasta un 7 % del calor se pierde por esta vía y eso supone un mayor gasto energético. Los suelos de madera o de PVC son mucho más eficientes en este aspecto. Otra gran idea consiste en complementarlos con el uso de alfombras o de moqueta, ya que ayudarán a reducir las pérdidas de temperatura  

Aísla tus paredes, ventanas y techos

 

Las ventanas son responsables de la mayoría de las pérdidas térmicas en la vivienda. Sustituir aquellas con cristales simples o con materiales que ejerzan como puente térmico por otras con certificación A+ te supondrá hasta un 30 % de ahorro. Lo mismo sucede con las puertas. Tampoco debes olvidarte del correcto aislamiento de los muros. Materiales como el poliestireno extruido, la lana mineral o la celulosa son los que mayor protección te ofrecerán. 

aislar ventana

Cómo poner la calefacción para que gaste menos 

 

Además de lo anterior, para responder a la pregunta de cómo poner la calefacción para ahorrar, lo mejor es que apliques los siguientes consejos en tu propia instalación: 

  • Regula el termostato. Trata de encontrar siempre la temperatura más baja a la que te sientas cómodo. Ten en cuenta que cada grado que la aumentes estará subiendo tu consumo entre un 7 y un 10 %. Puedes combinar lo anterior con unos termostatos inteligentes. Son mucho más precisos a la hora de regular la temperatura y podrás acceder a ellos desde fuera de casa. Así, siempre que llegues tendrás la temperatura adecuada. 
  • Sustituye los radiadores antiguos por otros más eficientes. Cada vivienda es única y sus necesidades también lo son. En función de tus requisitos tendrás que optar por diferentes tecnologías de radiadores de agua. Los fabricados en hierro fundido aguantan mucho más tiempo el calor. A cambio, tardan más en calentar la vivienda. Por el contrario, los de aluminio apenas conservarán la temperatura cuando apagues la calefacción, pero calentarán tu casa mucho más rápido. 
  • Lleva a cabo un correcto mantenimiento. Mantener en buen estado los quemadores de la caldera reducirá el consumo de energía. Lo mismo sucede con el propio circuito de agua. Es conveniente purgarlo periódicamente para evitar obstrucciones que dificulten la llegada del agua caliente a cada radiador. 

Qué gasta más, encender o apagar la calefacción 

 

Por norma general, se consigue una mayor eficiencia si mantienes tu calefaccióna una temperatura constante. Esto es debido a que calentar la vivienda desde cero es mucho más lento y la caldera empleará más recursos para hacerlo. Sin embargo, en la vida diaria esto supone un desperdicio de energía, puesto que no siempre estarás en tu casa y el calor se estará perdiendo de modo innecesario. 

Además, si la vivienda está correctamente aislada, las pérdidas de temperatura no deben ser muy altas. Por ello, lo mejor es que apagues la calefacción y la conectes un poco antes de volver a casa. De la misma forma, por la noche es conveniente que reduzcas la temperatura hasta unos 15 grados, ya que así descansarás mejor. 

ahorrar en las facturas del gas

Cuántas horas al día se debe poner la calefacción 

 

Una de las preguntas que surgen cuando se habla sobre cómo ahorrar gasoil en la calefacción tiene que ver con el número de horas diarias que debe ponerse la calefacción. Existen diversos factores ajenos a ti que influirán en esa necesidad. Lo más importante es la temperatura exterior. Cuanto mayor sea la diferencia entre el ambiente doméstico y la temperatura de la calle, más horas tendrás que mantener la calefacción activa. 

Aprovechar el sol 

 

La luz solar es una gran fuente de calor durante los meses más fríos del año. Si te preguntas cómo ahorrar en tu calefacción de gas natural, esta es una gran solución. En viviendas con una orientación sur, el sol incidirá directamente sobre todas las cristaleras que mantengas abiertas. Por ello, en las horas centrales del día ganarás algunos grados de temperatura de forma gratuita y sin gastar dinero en energía. Esto repercutirá directamente en un menor número de horas de calefacción. 

Después de leer este artículo ya conoces cómo ahorrar en calefacción de una forma sencilla y cómoda. No tienes que renunciar a mantener una temperatura agradable en tu hogar para reducir tus facturas. Siguiendo nuestros consejos y recomendaciones disfrutarás de una vivienda mucho más eficiente y notarás un ambiente más placentero tanto en los meses de invierno como en los de verano. Reduce tu consumo de energía sin perder el confort de tu hogar durante todo el año. 

Conoce nuestras tarifas