Inicio de sesión
Contáctanos
Contáctanos para nuevas contrataciones
o
Te llamamos
El número de teléfono es obligatorio Tiene que introducir un número de teléfono correcto
Si completas este formulario, contactaremos contigo para hacerte llegar ofertas de luz, gas y soluciones energéticas.
Quiero recibir, además, ofertas de otros productos y servicios.
Es necesario que aceptes la política de protección de datos
reducir el consumo de energía

¿Cómo ahorrar en la factura del gas?: 7 claves para reducir el consumo

La preocupación por el elevado consumo de energía y la necesidad de reducir nuestra huella de carbono llevan a la Unión Europea a tomar medidas. Tras un acuerdo con el Gobierno de España, el objetivo es disminuir el consumo del gas en un 7 %

Te explicamos cómo podemos ahorrar en nuestro consumo de gas en casa y, por tanto, en nuestras facturas.

¿Cuál es el consumo medio de gas en una casa?

 

Según el Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía (IDAE), una casa española tiene un consumo medio anual de gas de 5.097 kWh. Si el hogar cuenta con calefacción, calentador de agua y cocina a gas, este asciende a 7.921 kWh al año. 

El consumo de gas de una vivienda puede ser menor o mayor dependiendo de diversos factores:

  • Las personas que residen en el hogar.
  • Hábitos de consumo: no será el mismo gasto si se enciende en invierno la calefacción durante todo el día, que solo en algunos momentos.
  • Equipamiento de gas: tener una caldera, un calentador o una cocina de gas produce un mayor consumo.
  • Tamaño de la casa: relacionado con los m3 que consume.
  • Sistemas de aislamiento y las fachadas que dan al exterior.
  • Tipo de vivienda: los bloques de pisos tienen un consumo menor que las viviendas unifamiliares.
  • Grado de eficiencia energética, así como el de los electrodomésticos que se utilizan en él.
  • Localización geográfica: hay zonas de España más frías cuyo consumo es superior.

Si quieres saber cuál es tu consumo real en euros, te explicamos cómo calcular tu factura de gas.

Usos del gas natural en el hogar

 

De forma general, el gas natural se utiliza para la calefacción, el agua caliente y la cocina. En caso de tenerlo como suministro para las tres, debes saber que:

  • La calefacción suele representar un 57,1 % del consumo de gas natural.
  • El agua caliente sanitaria representa un 38,1 %. En esta se incluye el agua de la ducha (y otros grifos), la lavadora o el lavavajillas.
  • La cocina de gas, por su parte, solo consumirá el 4,7 %.

Claves para reducir tu consumo de gas

 

Teniendo en cuenta cuáles son los principales usos del gas natural en el hogar, puedes tomar una serie de medidas que te permiten reducir el consumo de este recurso energético en más de ese 7 % marcado como objetivo:

  1. Ajustar la temperatura de la caldera. Lo ideal es ajustarla a un máximo de 45 grados. Debería ser más que suficiente para nuestro consumo diario y así nos aseguramos de que no vamos a gastar de más. 
  2. Regular la temperatura en casa. Es una parte muy importante para reducir el consumo energético, tanto para poner la temperatura adecuada según la estación y la estancia de la casa. En verano lo ideal es que la casa esté entre los 24-26 grados y en invierno entre los 20-22 grados. Solo reduciendo o aumentando un grado la recomendación, es decir, en verano mantener la casa a 26-27 grados y en invierno a 19-20 grados, ya notaremos una reducción en nuestro consumo.
  3. Revisar la caldera y los radiadores. Es importante hacer las revisiones correspondientes para asegurarnos de su correcto funcionamiento. 
  4. Aislar la casa. Tener un buen aislamiento es clave para ahorrar en calefacción o aire acondicionado. También es fundamental cerrar las puertas y ventanas para poder mantener la temperatura. Si necesitas ventilar, hazlo en el momento adecuado y en un tiempo reducido de unos 15 minutos.
  5. Colocar los grifos en agua fría. Este gesto nos permitirá ahorrar en el consumo del gas. Esto es debido a que, si mantenemos los grifos en agua caliente, cada vez que los abramos, aunque sean dos segundos y no lleguemos a usarla, la caldera se va a encender automáticamente para calentar el agua. 
  6. Contratar servicios de mantenimiento. Una gran forma de ahorrar es contar con un servicio de asistencia junto a tu tarifa energética, como el Asistente 24 h. Esto te permitirá relajarte y no tener que preocuparte de averías y reparaciones, ya que cubrirá estos costes y se encargará del mantenimiento de la caldera y electrodomésticos.
  7. Incluye accesorios para economizar. Los termostatos inteligentes para tener un mayor control de la temperatura de las diferentes estancias de tu hogar. Podrás programar el encendido y apagado en el horario que más te convenga. Estos suelen estar equipados con Wifi para controlarlo desde el móvil.

Estas acciones te ayudarán a reducir el consumo y, por tanto, el precio a pagar en tu factura. Para que puedas disminuir costes en el hogar, te damos 10 consejos para ahorrar energía en casa.

Descubre las mejores tarifas de gas para tu hogar

 

En Repsol puedes encontrar diferentes tarifas energéticas que se adaptan a los hábitos de consumo y necesidades de nuestros clientes.  

  • Tarifas de gas. Tenemos una tarifa siempre al mismo precio, Tarifa Gas&Más.
  • Packs energéticos. Si necesitas una tarifa de luz y de gas, puedes optar por uno de nuestros packs energéticos para ahorrar en tus facturas, como Plan Mixto o Tarifa Plana Luz y Gas.

Tarifas energéticas para tu hogar

Escojas la tarifa que escojas, podrás disfrutar de todas nuestras promociones y ventajas, a través de nuestro programa de fidelización con nuestra app Waylet, podrás disfrutar de múltiples beneficios por ser cliente de luz y/o gas de Repsol.