Contáctanos
Contáctanos para nuevas contrataciones
o
Te llamamos
El número de teléfono es obligatorio Tiene que introducir un número de teléfono correcto
Acepto la política de protección de datos.
Es necesario que aceptes la política de protección de datos

¿Cómo puedo solicitar el alta de electricidad con Repsol?

En este proceso, tan importante para tu hogar y tu economía familiar, intervienen la distribuidora y la comercializadora del suministro eléctrico.

La primera de ellas es la encargada de realizar los trabajos técnicos necesarios para la instalación de un contador de electricidad, que se encargará de medir tu consumo mensual. En este punto resulta determinante si la vivienda es de nueva construcción y necesita la primera instalación eléctrica, o si se trata de un hogar donde el anterior habitante ha dado de baja un contrato preexistente. En este último caso, siempre que sea posible, es mejor llegar a un acuerdo con el anterior propietario del contrato de la luz, para que no lo dé de baja y, simplemente, se cambie la titularidad. De esta manera ahorrarás una buena cantidad de dinero. 

Una vez que se han realizado las instalaciones y acometidas necesarias, entra en juego la relación con la comercializadora (en este caso, nosotros). Estas empresas son las que se encargarán de realizar todas las gestiones burocráticas para que puedas disponer de suministro eléctrico. Bucando en internet podrás encontrar numerosos comparadores de luz, que te ayudarán a elegir el suministrador de electricidad que te ofrezca mejores ventajas y el precio de alta de luz más competitivo. Igualmente, también puedes recibir información sobre las distintas tarifas, lo que podrá llevarte a un mayor ahorro y unas mejores condiciones. Por lo general, la competencia entre las distintas comercializadoras de electricidad, te permitirá disfrutar de ventajas como obtener una tarifa que no exija a cambio una permanencia mínima, disponer de un servicio de mantenimiento o realizar todas tus gestiones relacionadas con el contrato de la luz a través de teléfono o Internet.

 Mucho más que energía