Inicio de sesión
Contáctanos
Contáctanos para nuevas contrataciones
o
Te llamamos
El número de teléfono es obligatorio Tiene que introducir un número de teléfono correcto
Si completas este formulario, contactaremos contigo para hacerte llegar ofertas de luz, gas y soluciones energéticas.
Quiero recibir, además, ofertas de otros productos y servicios.
Es necesario que aceptes la política de protección de datos
ahorrar energía aire acondicionado

6 Consejos para ahorrar luz con el aire acondicionado

Si dispones de aire acondicionado en tu hogar, seguramente al llegar el verano te preocupa que tu factura energética se dispare. Está claro que ese tipo de aparato consume notablemente más que otros, pero hay distintas formas de ahorrar con el aire acondicionado. En este artículo trataremos de darte algunos consejos e información útil para conseguir este objetivo. 

Así, hablaremos de qué tipo de aire acondicionado consume menos energía y te explicaremos qué son los aires inverter y por qué te aconsejamos optar por ellos. De la misma manera, te indicaremos la importancia de hacer que tu aire acondicionado trabaje para climatizar tu hogar a una temperatura aceptable y no abusiva. Aparte, no olvides que tener una tarifa de luz adaptada a tus necesidades es crucial.

6 consejos para ahorrar energía con el aire acondicionado

 

En Repsol sabemos lo importante que es ahorrar energía. Por ello, queremos darte ciertas pautas para que puedas conseguir este objetivo al enchufar tu aire acondicionado. Disfrutarás de una temperatura agradable pero sin dejar de realizar un consumo eficiente:

bloque-contenido-etiqueta-energética.jpg

Comprueba la etiqueta de eficiencia energética

Los dispositivos se clasifican en categorías que van desde la A (máxima eficiencia) hasta la G (certifica los equipos menos eficientes). Si es A, aunque tenga un precio algo superior, obtendrás un ahorro del 40 % respecto a los que consumen más. Sin duda, ese sobrecoste se amortizará en poco tiempo. 

bloque-contenido-temperatura-aire-acondicionado.jpg

Temperatura ideal del aire acondicionado

Establece una temperatura comprendida entre los 20 y 26 grados en verano. En invierno, debe situarse entre los 20 y los 22 grados. Si la programas por debajo de los 20 grados, tu consumo de electricidad será mayor y, por tanto, tu factura eléctrica aumentará entre un 6 y un 8 %. Como dato añadido, te diremos que la temperatura interior nunca debe ser menos de 12 grados que la exterior.

bloque-contenido-modoeco-aire-acondicionado.jpg

Activa el apagado automático y el modo ECO

Activa el apagado automático del aire acondicionado (suele denominarse modo Sleep), sobre todo por la noche. Además, si también cuenta con el modo ECO, no dudes en activarlo, puesto que tu consumo puede reducirse hasta en un 30%. Recuerda que aire acondicionado y ahorro de energía pueden combinarse perfectamente.

bloque-contenido-mantenimiento-aire-acondicionado.jpg

Haz un buen mantenimiento

Limpia los filtros de tus aparatos una vez al año, como mínimo. De este modo, trabajarán correctamente y no tendrán que hacer un sobreesfuerzo que provoque un mayor consumo de energía. Un buen mantenimiento garantizará que funcione correctamente y dure muchos años. 

Tipos de aire acondicionado que consumen menos 

 

Si unimos los actuales criterios de sostenibilidad al incremento del precio de la luz, es lógico que todos busquemos los equipos de aire que consumen menos. Para acertar en la elección debes fijarte, como ya hemos dicho, en la eficiencia energética. No obstante, existen otras claves a las que debes prestar atención para elegir los equipos más eficientes y ahorrar energía con el aire acondicionado

  • Opta por aparatos con tecnología inverter para elevar la eficiencia y ahorrar hasta un 30 % en tus facturas. 
  • A ser posible, elige equipos con unidad exterior, pues son más eficientes que los compactos. 
  • ¿Sabes que hay aires acondicionados que funcionan con energía fotovoltaica? Permiten ahorrar hasta el 70 %. Si dispones de espacio suficiente, sin duda, esta es una gran opción para reducir tu consumo eléctrico. 
  • Adquiere un aparato que se ajuste a las dimensiones de tu espacio en potencia para efectuar una climatización equilibrada. Para elegir el adecuado deberás analizar el nivel de aislamiento y la orientación de las estancias, además de las condiciones ambientales exteriores. 

¿Los aires inverter ahorran energía?

 

Sí, efectivamente los aires inverter ahorran energía, además de caracterizarse por ser muy silenciosos. De hecho, la tecnología inverter está ligada totalmente a la eficiencia de los aparatos. 

En los aires sin inverter, el compresor funciona a máxima potencia y al llegar a la temperatura programada se apaga. Al variar la citada temperatura, el aparato vuelve a reiniciarse para mantener la correcta. Por tanto, el compresor vuelve a trabajar a la máxima potencia. De este modo, el gasto es mucho mayor. 

Por el contrario, en los aires con inverter, el compresor se encarga de regular la velocidad de forma automática para que se mantenga constante, sin picos de demanda. Es decir, su funcionamiento es progresivo y evita los continuos arranques y paradas del sistema. 

Qué es mejor, ¿apagar el aire acondicionado o dejarlo encendido?

 

Es preferible alcanzar la temperatura adecuada poco a poco y de forma paulatina para que el consumo energético no se dispare. Para regular este enfriamiento, debes tener en cuenta cuándo estarás en casa: 

  • Si vas a estar en la estancia, es preferible que dejes encendido el aparato antes que apagarlo y encenderlo continuamente. De este modo, evitarás un sobreesfuerzo en el equipo y, por tanto, el consumo de energía será menor. 
  • Si vas a ausentarte durante ciertas horas, sí te recomendamos que lo apagues del todo para no generar un consumo eléctrico continuo innecesario. 

Recuerda que cuanto más hagas trabajar a tu aparato, más consumo energético necesitarás.

¿Es cierto que el aire acondicionado a 26 grados gasta menos?

 

Debes tener en cuenta que, por cada grado que reduzcas el termostato de tus equipos, aumentarás entre un 7 y un 8 % el consumo de energía y, en consecuencia, el importe de tu factura eléctrica. Por ello, lo más recomendable es no poner el termostato por debajo de 18 °C, ya que elevaría el consumo de una forma drástica. 

De acuerdo con las opiniones de algunos expertos, el aire acondicionado a 26 grados gasta menos que, por ejemplo, a 22 °C. De este modo, en época estival deberás programar el termostato entre 24 °C y 26 °C. 

En conclusión, esperamos que hayas entendido que sí se puede ahorrar con el aire acondicionado. Para ello, solo debes seguir las pautas marcadas en este artículo. Recuerda que si necesitas revisar tu tarifa o recibir asesoramiento sobre cualquier tema relacionado con el consumo energético, en Repsol estaremos encantados de atenderte. ¡Contacta con nosotros!