Contáctanos
Contáctanos
o
Te llamamos
El número de teléfono es obligatorio Tiene que introducir un número de teléfono correcto
Acepto la política de privacidad y protección de datos.
Es necesario que aceptes la política de protección de datos
Qué aceite lleva mi coche

¿Qué aceite lleva mi coche?

¿Cómo puedo saber qué aceite lleva mi coche?

Uno de los factores más importantes para el buen funcionamiento de un coche es el aceite. Este componente se encarga de lubricar las piezas móviles del motor para que el roce no las deteriore, además de ayudar a mantener la temperatura adecuada y el mecanismo limpio.

Cambiar el aceite con regularidad y elegir el más indicado para nuestro vehículo es una forma de garantizar una conducción más segura y eficiente. Pero ¿cómo saber qué aceite usa mi coche? Lo más adecuado es seguir las instrucciones de mantenimiento del vehículo que aparecen en el manual del fabricante, donde se especifica, por ejemplo, qué aceite lleva un coche gasolina o qué aceite lleva un coche diésel y cada cuánto tiempo debo hacer el cambio. Por eso, hemos diseñado una amplia gama de aceites de la más alta calidad, formulados específicamente para cada tipo de motor: gasolina, diésel, híbrido, AutoGas... Desde aquí te ayudaremos a dar con el lubricante más adecuado para tu coche.

Lubricantes para motores gasolina o diésel

Los lubricantes para vehículos ligeros, en general, suelen ser adecuados tanto para motores de gasolina como diésel, a no ser que haya especificaciones del fabricante. 

Aquí tienes los aceites de más alta calidad, diseñados por los investigadores de nuestro Repsol Technology Lab, para tu vehículo diésel o gasolina: 

  • Elite Turbo Life OW30: para motores diésel de inyección directa, con propiedades antidesgaste y óptima durabilidad.
  • Elite Long Life 50700/50400 5W30: para los más modernos motores diésel o gasolina del grupo VW-Audi-Seat-Skoda, así como para cualquier motor de gasolina de inyección directa o diésel con sistemas de escape con filtros de partículas DPF.
  • Elite Evolution RN 5W30: para vehículos con tratamientos de gases de escape por su formulación con reducido contenido en cenizas (Mid SAPS). 
  • Elite Evolution 5W40: para los vehículos equipados con sistemas de tratamiento de gases de escape, como los filtros de partículas DPF y FAP.
  • Elite Competición 5W40: para los motores más evolucionados y exigentes del mercado, como Porsche, Mercedes Benz, Audi o BMW.
  • Elite Multivalvulas 10W40: para motores gasolina o diésel, con un grado de viscosidad que asegure una óptima protección del motor y un consumo de combustible reducido.
Lubricantes para motores híbridos

Lubricantes para motores híbridos

Los motores de los vehículos híbridos necesitan unos lubricantes especializados y de alto rendimiento, en una cantidad menor que los motores de combustión interna. 

Nuestros investigadores, comprometidos con el desarrollo de productos que se adapten perfectamente a las exigencias de cada tipo de vehículo sin comprometer la máxima eficiencia y sostenibilidad, han desarrollado los lubricantes Hybrid de la gama Master. Los lubricantes Hybrid están especialmente formulados para los vehículos híbridos con motores de gasolina y eléctricos tanto enchufables (PHEV) como no (HEV). Su tecnología fuel economy reduce el consumo de gasolina y las emisiones de CO2.

Lubricantes para coches GLP

Lubricantes para coches AutoGas o GLP

Hoy en día los coches GLP o de AutoGas son casi tan frecuentes como los propulsados por diésel. El gas licuado del petróleo (GLP), también conocido como AutoGas, es el combustible alternativo más utilizado en todo el mundo: en Europa circulan en torno a los 15 millones de vehículos, de los que 50 000 están matriculados en España.

La mecánica de los automóviles que funcionan con GLP, GNV o GNC es totalmente distinta a la del resto de turismos, por eso es imprescindible utilizar un lubricante acorde con sus especificaciones. Nuestra Gama Leader para vehículos AutoGas están especialmente diseñados para ofrecer una mejor lubricación y una mayor resistencia a la oxidación, de manera que prolonguen la vida útil del motor.

Lo que debes saber sobre la normativa vigente

La cualidad más importante del aceite es su viscosidad, ya que de ella depende el espesor de la película lubricante, reduciendo la fricción y el desgaste entre los componentes del motor. Además, el aceite está formulado con otros componentes que le permiten evitar la corrosión, limpiar y mantener en suspensión los contaminantes. No debemos confundir esta característica con el índice de viscosidad, que es un indicador de cómo varía la viscosidad con la temperatura: cuanto mayor es el índice de viscosidad, mejores prestaciones de fluidez a distintas temperaturas. 

La viscosidad del aceite depende de la temperatura. Cuanto más calor, mayor fluidez. Cuanto más frío, mayor viscosidad. La Sociedad Americana de Ingenieros del Automóvil (SAE) clasifica los aceites en diferentes grados de viscosidad, dependiendo de la temperatura y del esfuerzo de cizalla que se somete a los aceites.

Si acudes al manual de tu automóvil, verás que indica una nomenclatura SAE específica que indica el grado de viscosidad recomendado para ese modelo en concreto. La primera cifra que aparece a la izquierda de la W se refiere a la viscosidad del aceite en frío y la segunda cifra, a la derecha, indica la viscosidad del aceite en caliente. 

Con este procedimiento la SAE establece once tipos de aceite de motor, que oscilan entre 0W y 60. La W (que viene de winter, “invierno” en inglés) tras el número indica que es un aceite adaptado para emplearse a bajas temperaturas.