Saltar al contenido
Un operario de instalación sobre placas solares
  • Cómo funcionan los paneles solares

Las placas solares se encargan de convertir la energía solar en energía eléctrica, esta conversión es conocida como efecto fotovoltaico. Estas placas solares están compuestas de muchas unidades pequeñas llamadas celdas fotovoltaicas. Cada una de estas celdas está constituida por dos materiales: uno de silicio y otro de impurezas trivalentes. Cuando los fotones inciden sobre la celda de silicio se liberan electrones, los cuales serán los que producen la electricidad, convirtiendo la luz del sol en corriente eléctrica.

Las líneas que vemos como divisorias en las celdas se encargan de dirigir esos electrones a los conductores principales. Un terminal se encarga de llevar la carga de un lado a otro dando lugar a la corriente eléctrica. De esta forma, con todas las celdas solares funcionando, ya formamos la placa solar que nos proveerá de energía eléctrica de forma limpia y sostenible en nuestro hogar.

¿De qué depende la cantidad de electricidad que tenemos en la celda? Depende del tamaño de la celda. Cuanto más pequeña sea la celda menor será la electricidad y al contrario.

Un operario de instalación sobre placas solares

Además de placas solares, a la instalación solar fotovoltaica le acompañan diferentes elementos que hacen que todo el circuito funcione como inversores de red, baterías, un regulador de carga y cableado eléctrico. Este sería el proceso desde que nuestra instalación solar recibe la luz, hasta que la disfrutamos nosotros en nuestro hogar:

  1. Los fotones que llegan de la radiación solar inciden sobre las placas solares.
  2. Las células fotovoltaicas convierten esa radiación solar en electricidad con forma de corriente continua.
  3. Esta corriente continua pasa por un inversor solar que la convierte en corriente alterna, que es la que usamos en nuestro día a día en nuestras viviendas o empresas.
  4. La corriente alterna se distribuye en función a los consumos demandados y los excedentes pueden ser almacenados en una batería o inyectados a la red eléctrica.
  5. Si la electricidad generada por los paneles no es suficiente para demandar la energía necesaria que pedimos, será compensada con la red eléctrica.

¿Sabías que en tan solo 60 minutos la radiación solar recibida en nuestro planeta equivale al consumo mundial anual de electricidad?

Placas solares y sol al atardecer
  • La luz del sol tarda un poco más de ocho minutos en llegar a la Tierra y unos segundos más para entrar en contacto con los paneles solares.
  • España es uno de los países de Europa con mayor potencial para la energía solar térmica, ya que llega a recibir una media de 2.500 horas de sol al año.
  • Aparte de la emitida durante la fabricación del panel, la energía solar no produce ningún tipo de contaminación, ni siquiera acústica, ya que los paneles son silenciosos.
  • Descubre más beneficios de esta energía 100% limpia visitando nuestra página sobre las ventajas de la energía solar.
  • Factores que debes tener en cuenta antes de instalar placas solares

Un operario trabaja sobre placas solares. Cómo instalar las placas solares

Ahora que ya sabes un poco más sobre el funcionamiento de los paneles solares y las celdas fotovoltaicas, toca hablar del tema de la instalación. Para instalar placas solares en tu vivienda o empresa, debes tener en cuenta una serie de causas que afectan de forma directa a la hora de recibir luz en tu instalación:

  • Su ubicación. Si sitúas las placas solares en el tejado debes evitar que sea en un lugar donde no se proyecten sombras, y que estén a salvo de posibles daños y caídas de residuos.
  • Orientación e inclinación. Las placas solares tendrán un mayor aprovechamiento si están orientadas al sur con una inclinación de 30º. La correcta colocación de los paneles solares es uno de los factores más importantes en toda instalación fotovoltaica.
  • Situación geográfica. En la península ibérica las mayores zonas de radiación solar se encuentran en Andalucía y Murcia. Por el contrario, los mínimos se dan en el norte de Galicia, norte de la cordillera Cantábrica, País Vasco y la Rioja. Respecto al centro peninsular ocurre lo mismo, la meseta norte recibe una menor cantidad de radiación respecto a la meseta sur.

Estos tres factores son los que se tienen en cuenta a la hora de realizar el diseño de la instalación, consiguiendo optimizar el rendimiento de la instalación independientemente de la zona geográfica donde se encuentren.

  • ¿Cómo se instalan las placas fotovoltaicas en una instalación solar de Repsol?

El primer paso es la elaboración de un estudio inicial por parte de nuestro equipo técnico, de cara a evaluar la idoneidad y dimensionamiento que podría tener la instalación fotovoltaica, teniendo en cuenta múltiples factores como los indicados antes, y también el consumo de energía.

Posteriormente, un instalador, cualificado por Repsol, realizará una visita técnica in situ, de cara a realizar una toma de datos y detectar posibles detalles que pueden no haberse tenido en cuenta en el estudio inicial.

Una vez realizada la visita técnica y teniendo como referencia el estudio inicial, se lleva a cabo la elaboración del proyecto técnico definitivo, así como la preparación de toda la documentación necesaria para iniciar los trámites administrativos, de cara a obtener los permisos imprescindibles para la ejecución de la instalación. Estos trámites variarán según la administración pública correspondiente. Adicionalmente, en función de la tipología de instalación fotovoltaica, puede ser necesario gestionar permisos con la compañía distribuidora correspondiente.

Con la autorización del ayuntamiento, se prepara todo el material fotovoltaico (principalmente: los paneles solares, el inversor fotovoltaico y la estructura donde irán sujetas las placas), redacta la documentación de seguridad y salud, punto fundamental para evaluar los posibles riesgos y poder realizar los trabajos con garantías, y una vez que todo lo anterior está resuelto, se lleva a cabo la coordinación de la fecha para la ejecución de la obra.

El tiempo de ejecución de una instalación fotovoltaica, varía en función del tamaño de la misma, pudiendo ir desde los 2 días de una instalación tipo residencial hasta los 10 días de una instalación de tamaño medio. Normalmente, el plan de trabajo de este tipo de instalaciones suele ser el siguiente:

  • Preparación de las medidas de seguridad necesarias in situ, previas al inicio del desarrollo de los trabajos.
  • Se lleva a cabo la recepción del material fotovoltaico, comenzando la instalación con la fijación de la estructura a la cubierta correspondiente.
  • Una vez fijada la estructura, se lleva a cabo la colocación de las placas solares.
  • El siguiente paso es llevar a cabo toda la instalación eléctrica: canalizaciones, cableado, instalación del inversor, conexiones, etc.
  • El último paso, es llevar a cabo la prueba de puesta en marcha de la instalación, para comprobar que funciona correctamente. Después, se debe de dejar apagada hasta haber finalizado el proceso de legalización.

Una vez realizada la instalación fotovoltaica, se inicia el proceso de legalización que varía en función de la tipología. En las más sencillas, únicamente será necesario realizar el registro de la instalación en el organismo competente de la Comunidad Autónoma. En el resto, será necesario también gestionar unos trámites con la compañía distribuidora.

  • Autoconsumo solar

    La energía solar es la mejor manera de ser autosuficientes en el hogar y respetuosos con el medioambiente. Si quieres aprovecharte de una fuente de energía inagotable, a continuación, te contamos como generar tu propia energía con Repsol:
Detalle de una tablet con la página web de Solify

Aprovechando el sol

Si estás buscando una solución para el autoconsumo solar, Repsol te ofrece Repsol Solify. 

Un servicio que se adapta a tus necesidades para ayudarte a sacar el máximo partido al sol. 

Con Repsol Solify consumirás energía 100% renovable y podrás ahorrar en tu factura.

Vista áerea de una comunidad de vecinos. Solmatch

Compartiendo el sol

El Sol constituye la mayor fuente de radiación electromagnética de nuestro sistema planetario, una energía inagotable que podemos seguir compartiendo de forma indefinida. 

Si quieres aprovechar este tipo de energía, te interesa saber más sobre Repsol Solmatch, un servicio basado en un modelo energético 100% sostenible con el que, desde Repsol, abrimos el camino hacia la generación distribuida, o descentralizada, en España. Con este modelo acercamos la generación de energía al punto de consumo mediante el diseño de comunidades solares en núcleos urbanos.

Las comunidades solares de Repsol Solmatch comparten energía solar generada en tejados (a sus dueños los llamamos Roofers), con hogares situados en un radio de 500 metros, que llamamos Matchers. Así una gran cantidad de hogares estaréis colaborando a favor de un futuro más sostenible.

¿Te estás planteando poner energía solar en tu vida?