Saltar al contenido
Una mujer sonriente recostada sobre un radiador mira su móvil
No todas las facturas de la luz son iguales. En el mercado existe una amplia variedad de tipos de tarifas eléctricas para elegir. Si estás buscando la manera de ahorrar en la factura de la luz, es importante conocer bien las características y condiciones de cada una para seleccionar aquella que se adapte mejor a tus horarios, estilo de vida o modelo de consumo. Te contamos los principales tipos de tarifas de luz que existen.

Tarifa plana

Una tarifa plana de electricidad es aquella por la que pagas una cuota cerrada al mes, establecida previamente en el contrato en función de la potencia y del consumo medio anual de tu hogar, y que se mantiene fija durante todo el año. Es decir, pagarás lo mismo consumas más o menos.

¿Necesitas llevar un control de tus gastos? Entonces, esta tarifa es la que necesitas para no llevarte un sobresalto cuando recibas la factura de la luz. Con la tarifa plana sabrás de antemano lo que vas a pagar de electricidad para organizar los gastos del mes.

La Tarifa Plana de luz de Repsol se adapta a las necesidades de tu hogar para que pagues lo mismo cada mes, sin sorpresas. Con ella abonarás una cuota fija durante doce meses, suba o no suba el precio de la luz. Además, a diferencia de otras compañías, con la tarifa plana de Repsol no tendrás regularizaciones a final del año, será suficiente con que hagas un consumo responsable y no superes más de un 30 % el gasto de luz respecto al año anterior. Para hogares con un consumo superior a los 40 000 kWh anuales y una potencia de más de 15 kW te invitamos a descubrir la Tarifa Hogar XL.

Tarifa fija

Una mujer sonriente recostada sobre un radiador mira su móvil

La tarifa fija de luz establece un precio único por kilovatio que se mantiene inalterable durante todo el día, sin importar el momento en el que se consuma la energía, por un periodo máximo de doce meses. Esto significa que cada mes se multiplicará el consumo de electricidad realizado (el total de kWh consumidos) por el precio que se haya fijado en el contrato. De este modo, en cada factura pagarás únicamente por la energía que has consumido y, además, al precio fijo que se haya establecido, independientemente de las fluctuaciones que se produzcan en el mercado energético.

Este tipo de tarifa está especialmente indicado para aquellos hogares que tienen un consumo de energía estable, pero que les cuesta mantener rutinas de consumo a la hora de realizar tareas como poner la lavadora, cocinar o encender la calefacción. Si nuestros horarios son variables y no logramos concentrar estas actividades en una determinada franja, lo mejor será optar por los tipos de contratos de luz que establecen una tarifa fija.

Para este tipo de consumidor, Repsol ha creado la Tarifa Online con la que la parte no regulada de la factura es fija durante doce meses. De este modo, siempre pagarás lo mismo por cada kilovatio que consumas suba o no suba el precio de la luz, tanto en horario diurno como nocturno. Además, para que ahorres al máximo en tu factura, te ofrecemos asesoramiento energético sobre tu consumo real de electricidad, así podrás elegir el contrato de luz que mejor se adapte a ti.

Tarifa con discriminación horaria

Las tarifas con discriminación horaria son aquellas en las que el precio del kWh es más barato cuando el consumo se realiza en determinadas franjas horarias. Esta tarifa se divide en 3 periodos de energía y 2 de potencia.

Periodos de energía:

  • Periodo de horas punta: franja horaria perteneciente a las horas diurnas cuando el precio de la electricidad es más caro.
  • Periodo de horas llano: franja horaria perteneciente a las horas diurnas cuando el precio de la electricidad es menos caro.
  • Periodo de horas valle: momento en el que el precio es más económico, corresponde con las horas nocturnas, los fin de semanas y festivos.

En Repsol, tenemos la Tarifa Discriminación Horaria, con estos horarios para poder ahorrar adecuando los hábitos de consumo.

Repsol pone a disposición de sus clientes un amplio catálogo de tarifas con distintas horas promocionadas para que puedan elegir aquella que mejor se adapte a su situación personal, como veremos a continuación.

Tarifa nocturna

Durante la noche, hay una menor demanda de electricidad y los precios caen. De este modo, las compañías pueden maximizar estos precios inferiores de la energía, ofreciendo a sus clientes un precio kWh más competitivo en esas horas.

Las tarifas nocturnas están pensadas para aquellos consumidores que por su modo de vida pueden concentrar entre el 60 % y el 70 % de su consumo eléctrico durante el periodo de horas valle, y que, por lo general, no se encuentran en sus viviendas durante el día. Así pues, si no te importa programar los electrodomésticos principales para que se enciendan y funcionen durante el horario más económico, ¡esta es tu tarifa!

En Repsol, tenemos nuestra Tarifa Online Nocturna, la solución más completa de discriminación horaria si consumes luz principalmente por la noche y a media mañana. Con ella podrás ahorrar hasta un 10 % en la factura eléctrica sin necesidad de cambiar tus rutinas.

Tarifas personalizadas por hora y por día

Las nuevas tecnologías, el teletrabajo y la descentralización urbana han fomentado nuevos hábitos de consumo.

En Repsol hemos diseñado una amplia gama de ofertas con discriminación horaria para atender las nuevas necesidades de nuestros clientes. Puedes elegir entre la Tarifa Tiempo en Casa, con la que obtendrás hasta un 50 % de descuento si realizas el mayor consumo de luz entre las 10:00 y las 18:00 horas, la Tarifa Familia, que pone a tu alcance una tarifa a mitad de precio entre las 07:00 y las 09:00, las 16:00 y las 22:00 y los fines de semana de 16:00 a 24:00, o la Tarifa Domingos Gratis, con la que no pagarás tu consumo los domingos durante todo el año. Por último, para aquellos que buscan disfrutar de su lugar de recreo sin límites, tenemos la Tarifa Segunda Residencia, con un 50 % de descuento los fines de semana y también durante los meses de verano.

Tarifas de luz y gas

Hoy en día las grandes compañías ponen a disposición del usuario el servicio conjunto de luz y gas para que no tenga que preocuparse de comprobar todos los meses dos facturas de consumo diferentes. La principal ventaja de contratar estos packs es que ofrecen promociones y descuentos muy competitivos para afinar al máximo el consumo e incluyen servicios complementarios como el mantenimiento de la caldera o la asistencia técnica por avería.

Repsol cuenta con dos ofertas de tarifa combinada: Plan Mixto, que mantiene un precio fijo en ambos suministros durante doce meses, y Plan Mixto DH que además de establecer un precio fijo te ofrece la posibilidad de discriminación horaria para que ahorres en tu factura.