Contáctanos
Contáctanos para nuevas contrataciones
o
Te llamamos
El número de teléfono es obligatorio Tiene que introducir un número de teléfono correcto
Acepto la política de protección de datos.
Carrito
Carrito vacío
Tu carrito está vacío ¡Descubre todos los productos de nuestra nueva tienda online!
coche electrico en casa

¿Qué necesito para cargar un coche eléctrico en casa? 

Cargar un coche eléctrico en casa es una excelente manera de ahorrar tiempo y dinero. Esto permite a los propietarios de automóviles eléctricos recargar su vehículo durante la noche, en lugar de tener que acudir a un punto de carga pública. 

Aunque se puede cargar un coche eléctrico en casa, es necesario contar con unas condiciones específicas mínimas. A lo largo de este artículo, vamos a analizar los principales aspectos que debes tener en cuenta para recargar tu vehículo eléctrico en casa. 

Tarifa eléctrica

 

Ante la posibilidad de recargar un automóvil en casa, son muchas personas las que se hacen la misma pregunta: ¿cuánto cuesta cargar un coche eléctrico en casa? Para saber cuánto cuesta, deberás mirar tu tarifa eléctrica. 

Si has contratado una tarifa plana, como la Tarifa Vehículo Elécrico de Repsol, siempre pagarás lo mismo. Esta es la manera más sencilla de recargar en casa tu vehículo sin preocuparte por la fluctuación de los precios. 

Si no disfrutas de las ventajas de este tipo de tarifas, tendrás que tener en cuenta los diferentes tramos que influyen en el precio del kWh. En concreto, el coste variará en función de si cargas en: 

  • Horas valle. Se trata del tramo en el que el precio de la luz es más barato. Las horas valle son de lunes a viernes desde las cero horas hasta las 8, y los fines de semana y festivos durante todo el día. 
  • Horas punta. Este es el tramo intermedio del precio de la electricidad y tiene los siguientes horarios: entre semana, de 8 a 10, de 14 a 18 y de 22 a 24 horas. 
  • Horas llanas. Te recomendamos no recargar tu automóvil en estas horas, ya que son las más caras. El horario es de 10 a 14 y de 18 a 22 entre semana. 

Como ves, en función de la tarifa que tengas contratada, el coste de cargar las baterías de tu vehículo puede variar mucho. Por eso, si lo que quieres es no complicarte, lo mejor es tener contratada una tarifa creada especialmente para este fin. 

¿Qué tarifas de movilidad eléctrica en casa te ofrecemos?

Potencia contratada

 

La potencia contratada juega un papel fundamental a la hora de cargar tu coche en casa. Nos referimos a la cantidad de energía eléctrica que la suministradora pone a tu disposición para que la utilices en tu vivienda. 

Esta potencia afecta de manera directa a la velocidad de carga y a la eficiencia durante el proceso de recarga del vehículo. 

Como es lógico, con un contrato de baja potencia, llenar la batería del coche te llevará mucho más tiempo. Esto se debe a que la cantidad de electricidad recibida por el vehículo cada minuto estará muy limitada. Además, puede que esto genere sobrecargas en la instalación eléctrica de la vivienda, creando problemas en el suministro eléctrico. 

Por el contrario, si cuentas con un contrato de alta potencia, reducirás significativamente el tiempo que tardas en cargar tu coche eléctrico.

Te recomendamos hacer una estimación de cuántos kWh necesitarás cada día para recargar la batería de tu vehículo eléctrico. Así, podrás ajustar la potencia contratada de acuerdo con esas necesidades. 

Punto de recarga

 

Uno de los aspectos fundamentales para poder cargar tu coche eléctrico en casa es contar con un punto de recarga, también conocido como cargador. Un punto de recarga te permite conectarte a la electricidad y cargar tu vehículo de manera segura y eficiente. 

Hay diversos tipos de cargadores. Cada uno tiene sus características y se adapta mejor a las necesidades específicas de cada usuario. Los más comunes son: 

  • Los cargadores de enchufe. Son los más básicos y económicos del mercado. Se caracterizan por ser fáciles de instalar y pueden cargar tu vehículo eléctrico en unas ocho horas. 
  • Los cargadores de pared. Estos son algo más complejos y requieren de una instalación especializada. Entre sus ventajas destaca que son más rápidos que los cargadores de enchufe, y pueden cargar tu automóvil eléctrico en unas cuatro horas. 

Garaje privado o comunitario 

 

Independientemente de si cuentas con un garaje privado o comunitario, podrás cargar tu coche eléctrico en casa. Puedes consultar nuestro último artículo sobre los puntos de recarga en garajes comunitarios para obtener más información. 

La principal diferencia entre ambas opciones será el coste que tendrá la instalación. Es posible que, en un garaje comunitario, la instalación tenga un precio superior. Esto se debe, principalmente, a que el factor que más encarece la instalación es la distancia entre el contador y la plaza de garaje. 

Como hemos visto a lo largo del artículo, debes tener claros varios aspectos básicos a la hora de cargar el vehículo en casa. La potencia contratada, el punto de recarga, la tarifa eléctrica o la instalación juegan un papel vital. Ten en cuenta estos puntos y podrás cargar tu coche eléctrico en casa al mejor precio, de manera fácil y rápida.