Inicio de sesión
Contáctanos
Contáctanos para nuevas contrataciones
o
Te llamamos
El número de teléfono es obligatorio Tiene que introducir un número de teléfono correcto
Acepto la política de protección de datos.
Es necesario que aceptes la política de protección de datos
Cuánto consume un horno

¿Cuánto consume un horno? 

¿Qué hacer para ahorrar energía en casa? Esta cuestión tiene múltiples respuestas. Sin duda, un objetivo tan ambicioso como necesario para el que hemos encontrado dos estrategias. La primera es determinar el gasto energético de tus electrodomésticos (hoy descubrirás cuánto consume un horno). La segunda, contratar la mejor tarifa eléctrica.  
 
Los dispositivos que usamos en casa deben ser lo más eficientes posible, pero este no es el único factor que debemos considerar. Otros, como la potencia o el tiempo de uso, también son determinantes. A continuación, haremos un repaso por los más relevantes para ver cómo reducir el consumo de un horno.

¿Cuánto gasta un horno por hora?

 

La Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) elaboró a principios de este año un estudio sobre el consumo de los principales electrodomésticos del hogar. En este análisis, el resultado recogido fue que el horno requiere unos 0,9 kW por hora, 0,6 kW en el caso de los más eficientes. 
 
Partiendo de la primera cifra, que es la que mejor representa la variedad de modelos actuales, hablaríamos de un coste de 0,32 € por hora. Hemos tenido en cuenta el precio medio del kWh, así como el uso habitual de este electrodoméstico. En un mes, suponiendo que se utiliza 2 horas a la semana, el gasto sería de 2,54 €.

¿Cuánto consume un horno de 1500 W?

 

La potencia media de un horno ronda los 800 - 1200 W, según cifras del sector. Sin embargo, muchos consumidores tienen en su vivienda uno de 1500 W porque son más eficientes al requerir menos tiempo. El consumo medio es de 1,5 kW en cada hora, aunque recuerda que no todos los programas y preparaciones se extienden tanto. 
 
Si lo llevamos al plano económico, hablaríamos de unos 0,53 € por cada hora de uso. Si lo empleas dos veces a la semana, se trataría de 1,06 € y, al cabo de un mes, en 4,24 €. De nuevo, tomamos datos de la OCU y medias del precio de la electricidad actualizadas a esta época del año.

Cuánto consume un horno

El consumo del horno según su potencia

 

Una de las claves del consumo energético es la potencia a la que lo ajustes (conviene diferenciarla de la que tiene el electrodoméstico de serie). En este punto, nos referiremos a la temperatura a la que lo pongas, que debe ser siempre la adecuada. Cuando analizamos este punto, es inevitable hacer referencia al término de potencia, que ya explicamos en otra ocasión.

¿Cuánto consume un horno a 200 °?

Una temperatura de 200 º supondría el consumo de 0,94 kW por cada hora, aproximadamente. Es equivalente a 0,33 € y, al cabo de un mes, a 2,64 € (con dos usos semanales, como calcula la OCU para este electrodoméstico). Debes saber que, por encima de esta potencia, el gasto de electricidad se eleva bastante.

¿Cuánto consume un horno a 180 º?

La media del sector está en 0,85 kW cada hora que esté puesto a 180 º. Esta es la cifra que distingue a un modelo que es eficiente de uno que no lo es y que siguen la mayoría de fabricantes. Desde el punto de vista económico, hablamos de 0,30 €, de modo que el mes requeriría unos 2,40 € en total.

¿Cuánto consume un horno a 80 º?

Un horno a 80 º, pensado para recetas que requieren menos calor y, probablemente, menos tiempo, necesita alrededor de 0,38 kW por hora. El gasto es de unos 0,13 €, lo que hace un total de 1,04 € al mes, una cifra más reducida que las anteriores y que demuestra cómo puedes graduar el uso de la luz fácilmente con este electrodoméstico.

Los mejores consejos para eficientar el consumo de tu horno

 

Escoger un horno eficiente te permitirá ahorrar 12,12 € cada año. Este es nuestro primer consejo para que reduzcas tu factura de la luz. De todos modos, recuerda que hemos abordado qué electrodomésticos consumen más anteriormente, una información que te resultará bastante útil. 
 
Más allá de este, hay otras recomendaciones que te invitamos a poner en práctica desde hoy mismo:

  • Procura cocinar varios platos al mismo tiempo: si aprovechas las distintas bandejas que tiene, estarás ahorrando tiempo y, por supuesto, dinero.
  • Utiliza el calor residual: como no se enfría de manera automática, puedes aprovecharlo y apagarlo unos diez o quince minutos, siempre sin abrir la puerta para que no escape el aire caliente.
  • Límpialo con bastante frecuencia: la grasa incrustada es causante de que pierda eficiencia, ya que necesitas más tiempo para conseguir el mismo resultado.
  • Intenta precocinar cada vez que puedas: las verduras y los tubérculos (como las patatas o las batatas) pueden cocerse unos quince minutos antes para que estén menos en el horno.

Si estás pensando en adquirir una airfryer, pero dudas sobre si realmente su uso supondrá un ahorro en tu factura. En este post te contamos la diferencia sobre si consume más un horno o una freidora de aire.

Lo que debes saber para elegir un horno eficiente

 

Como es lógico, lo primero que te vamos a aconsejar es que optes por un modelo con clasificación energética A (los más recientes tienen la B como máximo al seguir el nuevo sistema de etiquetado). Hay distintos tipos, pero los más adecuados son los multifunción y los de vapor. 
 
Estas son otras pautas que te ayudarán a hacer la mejor elección:

  • Es recomendable que posea autolimpieza catalítica: de esta forma, su superficie rugosa hace que esté siempre en perfectas condiciones al descomponerse la grasa.
  • Intenta comprar uno que tenga un volumen de 65 litros: con unas dimensiones de 60 cm de alto x 60 cm de ancho x 57 cm de profundidad, estarás en disposición de cocinar varios platos a la vez.
  • Invierte un poco más en un modelo que posea funciones específicas: por ejemplo, una para descongelar alimentos y otra para verduras, de modo que acorte los tiempos de cocción.

A lo largo de este artículo has visto cuánto consume un horno, pero recuerda que esta era la primera de las dos estrategias para ahorrar en casa que te comentamos al inicio de la lectura. La segunda es contratar una tarifa eléctrica que se adapte de verdad a tu estilo de vida y te brinde asistencia técnica profesional. Encuéntrala en Repsol y conoce el resto de beneficios por ser cliente. ¡Te esperamos!

Tarifas eléctricas adaptadas a ti